viernes, 7 de mayo de 2010

  • El presente blog muestra una recopilación de los principales aportes pedagógicos a lo largo de la historia. Este tiempo abarca desde la educación en la antigua Grecia, hasta los más recientes postulados como lo que nos presenta la post-contemporáneidad o "Sociedad de la Información".

  • Todo el material es tomado de las diferentes presentaciones realizadas por estudiantes del primer trimestre de la Maestría en Comunicación Educativa de UPANA.

“La educación es la trasmisión de la civilización.”
Will Durant (1885-1981) Escritor y filósofo estadunidense

Historia se define como la ciencia que estudia los hechos y acontecimientos que han afectado e influído en la humanidad, desde la aparición de la escritura hasta nuestros días. La Historia tiene diferentes objetos de estudio que nos ayudan a comprender diferentes hechos pasados y recientes que nos invitan a reflexionar sobre nuestro origen, de donde venimos, donde estamohacia donde vamos.

Uno de esos objetos de estudio es el de la historia de la educación, la cual también se puede ubicar dentro de una división de épocas desde la antigüedad hasta el estudio de las actuales corrientes pedagógicas. Cabe mencionar que cada una de estas épocas y aún en nuestros días, siguen teniendo gran repercusión en lo referente a la educación, ya que por medio de este proceso se han hecho grandes avances en el mundo y ha propiciado el progreso y avance de nuestra civilización.

Grandes culturas de la antigüedad han dado su aporte a la educación actual, principalmente de influencia Occidental (Europa). Por ejemplo, Grecia inicia un profundo cambio en las bases educativas y de pensamiento. Surgen varios centros educativos como el Liceo y la Academia. Filósofos como Sócrates, Platón y Aristóteles que influenciaron con sus postulados en su época y trascendieron y se transmitieron a todo el mundo occidental del momento. Esto conllevó a la búsqueda del ciudadano que se pretendía formar: en Esparta soldados o guerreros con fortaleza física y estoicismo defendieran con honor y patriotismo la polís. En Atenas una educación más elitista buscaba formar hombres intelectuales, la formación en el pensamiento y en el espíritu. En otras épocas como con Platón se buscaba el fin último que era la felicidad, a través de su famoso dualismo platónico: cuerpo y alma. Para Aristóteles era importante el desarrollo de los valores virtudes cívicas y creyó fuertemente en que la educación debía impartirse a todos y no sólo a un grupo social privilegiado.

El Gran Imperio Romano asimiló toda la influencia helenística a la educación en Roma. Pero también ha dado muchos aportes como el uso de su numeración, el derecho romano, el gusto por la literatura clásica, el idioma latín, que fue muy difundido gracias al gusto por la lectura de los romanos a quienes se les procuró alfabetizarlos para enriquecer su cultura que se había expandido en muchas regiones de Europa y el Cercano Oriente, de donde aparece el dicho:”todos los caminos llevan a Roma”. También del latín surgen las lenguas romance: español, francés, portugués e italiano. La pedagogía en Roma reflejó el espíritu romano y tuvo un sentido pragmático.

Tras la caída y división del Imperio Romano en dos, surge el Cristianismo como nueva religión y forma de vida, dejando atrás las creencias politeístas, cambiando al monoteísmo. Se empieza su difusión en toda Europa y la nueva institución: La Iglesia Católica Apostólica y Romana cobra fuerza en la nueva época: “La época Medieval”. La educación tiene influencia Católica-Cristiana. Los jerarcas de la Iglesia y demás miembros del clero, comienzan a fundar escuelas –monasterios, impartiendo una educación enfocada al trabajo y al servicio hacia los demás. Al principio la formación era sólo para los que se iban a ordenarse como sacerdotes o clérigos. Luego la realeza se interesó por ir a estos centros educativos. Carlomagno fue uno de los emperadores que se preocupó por la educación de la nobleza. La escuela catedralista o episcopal fue el lugar a donde también iban a estudiar, dando paso con los años a la fundación de las universidades, siendo las primeras las de Bolonia, París y Oxford entre otras. Más ciudadanos estuvieron interesados en estudiar, pero sin ordenarse como religiosos.

El ciudadano de la época Medieval debía ser un hombre culto: retomando lo clásico de la época greco-romana pero creyente en la fe Católica, el Cristianismo como una forma de vida. También el desarrollo de las ciencias que llevó a grandes avances en la época y que culmina con el descubrimiento de América, por los avances en astronomía, cartografía y navegación.

La educación todavía es tradicionalista memorística y centrada en el maestro y no en el alumno. Además la educación todavía se enfocaba en la formación del hombre y no de la mujer.

Más adelante (siglos después) surgen nuevas corrientes educativas que a través de estudios, investigaciones sobre la enseñanza –aprendizaje, en donde sobresalen pedagogos de origen alemán, suizo, francés, belga e italiano. Los aportes más importantes de la educación contemporánea son: La creación del “Kindergarten” o “Jardín Infantil” fundado por Federico Froebel, quien se preocupó de la educación infantil pre-escolar, ya que en esta etapa de desarrollo del niño(a) aprenden muchas destrezas que le servirán en los años siguientes de estudio y formación. “Los niños son como esponjas” decía María Montessori. Doctora de origen italiano que se preocupó también de la educación infantil. Creadora del método que lleva su nombre no sólo es aplicable a los niños(as) de la etapa de preprimaria, sino también a estudiantes de primaria, secundaria, universidad y también para niños con capacidades diferentes. También la creación de “Casa de los Niños”, ha sido el modelo de establecimiento para los establecimientos que aplican el método educativo Montessori. Otro gran pedagogo de este movimiento fue Decroly que también impulsó la educación pre-escolar. Otro aspecto importante es que fueron los precursores de la “Escuela Nueva o Activa”, en donde ya la educación no es centrada en el maestro sino en el alumno.

Otros grandes aportes fueron los de la escuela constructivista de Piaget y la definición de las diferentes etapas de desarrollo del niño(a) pre-escolar, el de nivel primario y adolescentes. También Alfredo Adler habla ya de la benevolencia amistosa con los alumnos(as), respetando su individualidad y su integridad. Además propone el servicio a los demás y procurar el bien común.

En la actualidad pensadores modernos como Freire y la liberación permanente de la humanización y Morín proponen enfoques de la educación con respecto al aprendizaje permanente e integral de la persona. Su pensamiento complejo habla sobre este tipo de enseñanza-aprendizaje. Por otro lado, el surgimiento de la educación no formal y la andragogía, son escuelas o modelo de estudio para jóvenes, jóvenes-adultos y adultos con el fin de continuar estudiando, porque la formación y educación deben ser permanentes. Ya sea en centros de formación profesional o en instituciones más sistematizadas como las universidades.

Muchos enfoques nuevos en educación son válidos en la época actual. Sin embargo, se necesita que en la educación de Guatemala, en muchos establecimientos educativos tanto públicos como privados, se deje el modelo tradicionalista, que ya no es efectivo ni vigente en sociedades que han progresado porque están convencidos de que la formación educativa activa de los niños(as), jóvenes y adultos es la clave de su desarrollo humano y de una visión de ciudadanos que puedan ser agentes activos frente a los retos y necesidades de los países, sobre todo en esta era cambiante de la información, comunicación y tecnología.

El breve recorrido por la historia de la educación es una reflexión sobre el tipo de ciudadano o ciudadana se quiere lograr al momento de incorporarse en la vida social y laboral para que dicha incorporación en la sociedad económicamente activa sea un hombre o una mujer de bien, capaz de alcanzar su crecimiento y desarrollo personal (individual) en beneficio de los demás y del medio que le rodea. Se busca a través de esta transformación personal con enfoque social una verdadera identidad nacional en la que la educación juega un papel muy importante.